domingo, 29 de septiembre de 2013

La independencia desde fuera



El debate de la independencia ha tomado mucha fuerza esta última década, recuerdo como Jordi Pujol en sus años de mandato abogaba por la convivencia con el resto de España, ahora ya ha desistido, dice. Como él muchos han cambiado de parecer, acentuando su catalanismo. La pela es la pela, 'aquí y en la China popular' (como diría José Luis, perdón Josep Lluís), se está lanzando el mensaje que sin estar en España la actual comunidad autónoma tendrá mucha más fuerza económica y un mayor bienestar. Se refuerza este punto para convencer al catalán de que es la única vía como salida de la crisis. Cuando nos tocan el bolsillo, todos nos ‘ponemos farrucos’.

Otra cosa es que esa sea la única vía y el único motivo. Hay expertos que defienden posturas opuestas y dan datos que refuerzan y debilitan una y otra postura, se contradicen y cada uno se cree a quién se quiere creer. Por otro lado, hay un sector de gente que se cree que todos los catalanes deseamos la independencia. Salió una cantidad ingente de personas a la calle hace un año en el 11 de septiembre y a participar en la ‘vía catalana’ este año, eso hay que tenerlo muy en cuenta, sí, pero eso no indica que más del 50% esté de acuerdo con esa opción, hasta que no se vote, no se sabrá.


Pero si el pueblo habla, el gobierno debería escuchar, al menos si se trata de una cantidad tan elevada de personas, sobrepasa el millón dicen, no es moco de pavo. Hacer oídos sordos o  responder de forma brusca e irracional es fomentar aún más el independentismo, y esto está pasando, por cada comentario 'anticatalán', nace un independentista como mínimo.

Uno lo ve todo desde fuera ya, lo cierto es que cansa, me parece que por un lado parece un maldita excusa ante para echar la culpa a los demás y no solucionar los problemas que hay, no solo el PP y PSOE son corruptos señores, en Cataluña también la política está podrida, no huele precisamente a rosas. Por el contrario, me parece que desde la capital se debería escuchar al pueblo y dejar de escudarse en la Constitución, creo que esta es por y para el pueblo, y los tiempos cambian, hay que evolucionar un poquito y dejar la época del carromato de bueyes, que estamos entrando en la época de los automóviles híbridos por favor…



El nacionalismo siempre está en auge en tiempos de crisis, que hagan la consulta ya, pasemos a la siguiente página, una que debería ser previa a la de las banderas, solucionar el día a día del ciudadano, sea dentro del Estado español, o fuera, pero basta escudarse en este debate para no aportar soluciones concretas, el 'mientras tanto' es un tiempo muy valioso que estamos perdiendo. Aunque esté lejos, a mi me tiene harto este tema... ¿y a vosotros?¿qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre agradeceré vuestra opinión y si te ha gustado el post... ¡compártelo!

Se ha producido un error en este gadget.