sábado, 12 de abril de 2014

La mentira de la democracia

Democracia, un sistema que falla. Demasiado. De hecho yo le llamaría partitocracia. Cada x años votamos a una serie de personajes que nos prometen oro y plata. Cada día abrimos cualquier periódico del mundo y vemos como normalmente aquél que se halla en el poder comete más de una insensatez, el ser humano se equivoca, pero el político(que obvio que está expuesto a situaciones complicadísimas) más, y lo pagamos todos.

El sistema está mal está mal estructurado, normalmente son 2 partidos los que se alternan en el poder y el resto suelen tener poco que decir. Los electos obtienen tal poder que pueden demoler cualquier estructura social con una facilidad pasmosa.. Es culpa nuestra, les dejamos, les votamos de nuevo o nos ausentamos y no damos alternativa.

Una sociedad debe estar regida por los que más saben y menos necesitan. No puede ser que personas sin criterio que a saber porqué están ahí ostenten cargos que deberían ocupar sabios o doctos en los ministerios en los que se ocupan.

Indigna ver como los partidos se echan en cara las cosas contínuamente y no se llega nunca a buen puerto, y las decisiones nunca  dan con la tecla. Pongamos a gente inteligente al frente, los mejores especialista de cada rubro deberían ocupar los cargos más importantes. Un estado debería ser como una empresa pero que buscara algo más allá de la economía, que garantizara la dignidad y convivencia para que los ciudadanos puedan dedicarse al desarrollo. Al desarrollo de las tecnologías, de las propias personas, de la sociedad.



Estar pendientes de qué comer y cómo vivir nos limita, anula el resto de nuestro potencial. Acabemos con esta lacra o volveremos a la edad de piedra, preocupados únicamente por sobrevivir, en el que hay que ser rico, millonario para vivir en condiciones dignas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre agradeceré vuestra opinión y si te ha gustado el post... ¡compártelo!

Se ha producido un error en este gadget.