lunes, 24 de diciembre de 2012

Mourinho, marca registrada

En el Estado Español hay algo que distrae a una masa ingente de la población de los problemas reales durante algunas horas en su día a día. Muchos aficionados a este deporte sean seguidores o no de los dos polos opuestos existentes en la Liga BBVA, Barcelona y Real Madrid, deben engullirse día sí día también información de estos dos equipos. Los que generan más ruido y por tanto dinero en este país.

El elevado nivel de ambos a llegado a copar portadas en toda Europa, sobretodo el del FCBarcelona que se ha llevado el título de máximo prestigio 3 veces en los últimos años. Para acabar con esa hegemonía el Real Madrid contrató a un auténtico ganador, a un implacable devorador de trofeos. Un hombre cuya marca está escudada en los títulos que ha logrado. El de Setúbal utiliza todos los métodos que tiene al alcance para estampar su enseña, son muchos los que se frotan las manos cada vez que habla, pues suele facilitar titulares.

Sus acusaciones a los árbitros llenan páginas
Mou, se autodenominó al llegar al Chelsea como 'the special one', y ha ido incrementando su cuota de poder allá donde ha ido. El ejemplo más claro es en su actual período en el Real Madrid, llegó y tardó poco en lograr que Valdano, el director deportivo de la entidad discrepante con él por aquel entonces, dejara de formar parte de la entidad blanca. Luego convenció al máximo mandatario merengue y a sus jugadores en apostar por su filosofía, su marca, 'el fin justifica los medios'. Poco a poco llegaban los resultados, Copa del Rey y Liga, aunque por el camino las derrotas eran casi siempre excusadas por él y sus fieles por cual quiere indicio de error que cometieran los demás, árbitro, rival o hasta sus propios jugadores. Rara vez a existido una reflexión del galardonado ex asistente de Sir Bobby Robson reconociendo algún error que haya podido cometer, almenos de cara a los medios, que es lo que nos llega. Alguna vez no le ha quedado más remedio que asumir que no había excusa, eso sí.

De ese modo ha estampado en todos los que recibimos y escuchamos de él, una imagen determinada. Mourinho se ha comportado con mano de hierro, intolerancia a la crítica, y ha creado polémicas para distraer la atención; evitando así el análisis real de su equipo, dejando a éste concentrarse en su tarea y no en dar explicaciones de sus errores en el campo.También hay que reconocer que ha unido mucho a los vestuarios en los que ha estado, en Chelsea e Inter, allí le añoran e incluso le esperan de vuelta...

Parece ser que esta temporada, el portugués no ha encontrado al sustituto de Guardiola, alguien a quién dirigir sus puyas, por ello ha terminando disparando a sus propios pies. No han sido pocas las críticas y maniobras contra sus jugadores y miembros del club(prensa aparte, éstos siempre han sido honrados con sus recaditos, unas veces justamente y otras no...), no son pocos los que aseguran que planifica su fuga.

 El último partido del 2012 le lanzó un pulso a Florentino Pérez sentando a Casillas, uno de los mejores porteros del mundo, por lo que parece ser una reprimenda a lo que el portugués llama 'filtraciones' a la prensa, aunque el coach se escuda en motivos técnicos, poniendo si cabe más en duda la crebilidad de sus palabras. Iker no comulga con los métodos de Mou y éste no tolera que nadie se salga del camino que marca, poniendo alambres a los lados.

Veremos si Mou decide escuchar las ofertas que llueven por él

 Con este último gesto ha logrado estar en boca de todos en unos días en los que no habrá fútbol, la marca Mou está presente en toda la prensa aunque el ex entrenador del Oporto, Chelsea e Inter se encuentre de vacaciones reunido con los suyos en estas fechas tan señaladas. Veremos como acaba esta lucha de 'egos', pero si Mou no renuncia un poco a su marca personal y hace algunos cambios, parece que el fuego con el que juega Mourinho puede acabar dejando quemaduras de primer grado a la entidad blanca.

 Veamos si encontramos una pomada, la mayoría de aficionados del 'Mejor equipo del siglo XX' ya la han solicitado a modo de destitución para aliviar sus heridas... Veremos si Mou decide apagar el fuego o decide seguir marcando la pauta del día a día, avivando las llamas del descontento cada vez más popular entre los fieles de la parroquia madridista.

¡Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre agradeceré vuestra opinión y si te ha gustado el post... ¡compártelo!

Se ha producido un error en este gadget.